Publicado por:

La Dermatología estética es la parte de la dermatología que se encarga de la piel sana. Los dermatólogos aprendemos a tratar todas las enfermedades de la piel, de las uñas, de los anejos, del folículo piloso, de las mucosas como la mucosa oral o la mucosa genital, etc. Sin embargo, además de la parte de patología cutánea también tratamos la piel sana.  Dentro de la piel sana somos los mejores conocedores de las recomendaciones para mantener una correcta hidratación, un buen estado de la piel y también para revertir en lo posible el efecto del paso del tiempo.

Por lo tanto, la Dermatología estética es toda aquella parte de la dermatología que se encarga del tratamiento de la piel sana de cara a una mejoría estética. Por ejemplo estamos hablando de la mejoría de las manchas cutáneas, del melasma, los léntigos, tratamientos despigmentantes, tratamiento de arrugas, tratamiento de pérdida de la densidad de la piel, tratamiento de púrpuras seniles, etc.

Son tratamientos muy demandados hoy en día sobre todo en otoño el tratamiento de las manchas, la pigmentación cutánea, el melasma (que aparece mucho en las embarazadas).  Los léntigos que aparecen por daño solar crónico y aquí en Canarias es un cuadro muy frecuente porque hay personas con piel muy clara y con muchas alteraciones del pigmento. Eso se puede tratar muy sencillamente con técnicas tópicas, fórmulas magistrales, mascarillas, peelings, dermoabrasiones…

Además, también se pueden tratar las arrugas de expresión, las patas de gallo, las arrugas del entrecejo, los rellenos a nivel de los surcos, rellenos labiales, proyección de volúmenes, minilifting líquido, láser, radiofrecuencia, terapia fotodinámica… Hay muchísimas técnicas que practicamos los dermatólogos como personas cualificadas y con la formación oficial a día de hoy en España. Por esta razón, cualquier paciente que quiera realizarse un tratamiento de dermatología estética debería acudir a un dermatólogo para estar en las mejores manos.

¿Quieres saber más sobre la Dra. Marina Rodríguez Martín?

¿La piel puede recuperar el aspecto que tenía años atrás?

A día de hoy la filosofía no es llegar a estar fatal y entonces corregir el problema.  Es muy complicado en una piel con mucho daño solar, una piel con muchas arrugas, con mucha flacidez volver a ofrecerle una buena tonificación basal. A lo que se tiende hoy en día es a evitar que la piel llegue a ese punto.  De manera que, por ejemplo, la edad ideal para empezar a pinchar una toxina botulínica, que es el relajante muscular que se usa en el entrecejo y en las patas de gallo, son los 36 años.  Antes que las arrugas de expresión se hayan convertido en arrugas fijas, estáticas.

Hace 15 años a lo mejor nos habría parecido inaudito ver a personas menores de 40 años pincharse una toxina.  Sin embargo, a día de hoy se ha visto que es mucho más eficiente pinchar a personas jóvenes de cara a que nunca lleguen a presentar esas arrugas ya estáticas a esperar a que estén las arrugas instauradas y entonces corregirlas. En este último caso,  muchas veces solamente con un pinchazo de toxina botulínica no es suficiente y hay que rellenar surcos y trabajar las arrugas estáticas que ya se han formado, con un resultado menos óptimo.

¿ Cómo actuar ?

Existen formas de retroceder en el tiempo, pero lo más eficiente es no llegar a permitir al tiempo que ejerza unas arrugas o unos surcos permanentes en la piel. Cuando ya están las arrugas y los surcos formados, se aplican rellenos de ácido hialurónico, cócteles de vitaminas, dermoabrasiones, radiofrecuencia, terapias fotodinámicas, etc. que permiten minimizar el daño generado en la superficie de la piel.

Hay muchísimas técnicas que nos pueden hacer mejorar no solamente el aspecto, la luminosidad, la homogeneidad en el pigmento y la tensión de la piel sino que además aportan calidad cutánea y ayudan a revertir el daño solar acumulado como por ejemplo a día de hoy se puede hacer con las terapias fotodinámicas. Por supuesto que se puede lograr que la piel parezca años más joven y una vez instaurado el fotoenvejecimiento se puede corregir, pero siempre es mejor no llegar a permitir que eso ocurra.  Para ello, sobre todo en regiones como la nuestra, debemos concienciarnos de la importancia del uso diario de un filtro solar adecuado, con un factor mínimo de 30.

¿Cuáles son las novedades en dermatología estética?

A lo que se está orientando la dermatología estética es a una medicina que sea más conservadora de cara al uso de productos absolutamente biointegrables y compatibles con la piel.  Esto quiere decir que se han borrado del mapa todos aquellos productos de origen exógeno como los colágenos o la silicona, es decir, todos aquellos polímeros que podían generar reacciones de cuerpo extraño por la cantidad de complicaciones y el aspecto poco natural que dejaba en las personas. Estos materiales solamente se usan de forma marginal.

¿Quieres más información sobre Dermaten Clínicas?

¿Existe un perfil de paciente en dermatología estética?

Hace 15 años había un perfil de paciente femenino de alrededor de 60 años, pero a día de hoy ha cambiado radicalmente. Ahora vienen matrimonios y se hacen un tratamiento en pareja y vienen una vez al año y comparten el tratamiento. También vienen mujeres de 20 años y hombres de 30, hombres deportistas. Hace 15 años el porcentaje de hombres que se  sometían a estos tratamientos era menor a un 10% y a día de hoy alcanza un 30 o 40%.

Dra. Marina Rodríguez Martín

Especialista en Dermatología
Experta en dermatología médico-quirúrgica y venereología
Directora Médica de Dermaten Clínicas

Comentarios

comentarios

Cerrar
×

Carrito