Publicado por:

La Clínica Nivaria es centro pionero desde hace años en Canarias en el implante de Lentes de Rango Extendido, que constituyen la tecnología más avanzada en este momento a nivel de implantes intraoculares. Nuestro centro médico se decidió por esta tecnología tan novedosa por varios motivos.

En primer lugar, por su extraordinario diseño a nivel de ingeniería óptica, que permite crear un foco continuo de enfoque funcional visual (como si en una cámara de fotos siempre trabajáramos con el diafragma muy cerrado, sin que eso ocurra realmente). Esto confiere a las lentes una gran ventaja, y es que permite que no se produzcan saltos de calidad visual en las diferentes distancias, dando lugar a que el paciente experimente un rejuvenecimiento ​importante en su visión, afectada por la inevitable presbicia, con muy baja presencia de los síntomas visuales secundarios que presentan otras lentes.

¿Quién puede implantarse las Lentes de Rango Extendido?

Aunque actualmente se están presentando varios modelos, fueron las lentes Symfony® (Johnson & Johnson Vision®) las primeras en estar disponibles y con las que se cuenta con más experiencia. Aunque su correcta indicación depende del estudio previo de cada paciente podemos afirmar que los pacientes más beneficiados por su implante son aquellos que no ven bien a ninguna distancia antes de someterse a la cirugía. Una vez se realiza la intervención el paciente experimenta una mejoría importante en visión lejana, intermedia y de cerca. Pero la gran ventaja es que desde el punto cercano donde empieza a ver bien hasta distancias lejanas, la visión del paciente va a tener una calidad excelente, sin saltos como padecen las lentes multifocales actualmente disponibles en el mercado. Esto provocará que se adapte muy rápidamente a la nueva situación. La visión muy cercana es la más lenta en adquirirse pero la intermedia como la visión necesaria para el móvil, el libro y el ordenador y la lejana se adquieren de forma instantánea tras la cirugía.

¿Cuáles son las desventajas de estas lentes?

No obstante a todos los pacientes les advertimos que es posible que después de la operación para la visión con mucho detalle de elementos muy cercanos puedan requerir el uso ocasional de gafas de descanso de muy baja graduación (una dioptría de “lupa”) sin embargo la mayoría no la requiere. Y es que en el mundo de las lentes intraoculares difractivas los pacientes que se operan deben de saber que la correcta visión posterior la confiere el cerebro y no el ojo, al igual que cuando se comienza a utilizar gafas progresivas, la adaptación a veces no es instantánea y hay que darle tiempo a nuestro sistema funcional.

¿Para qué tipo de pacientes está indicado?

Aunque el mejor rendimiento de esta lente se da en pacientes hipermétropes leves o moderados, también pueden usarse en personas miopes. Pero cada paciente es un caso distinto y no solo debemos tener claras sus características, sino sus expectativas.

Estas lentes acaban de ser aprobadas en los Estados Unidos de América, y en pocos meses se han consolidado como las de mayor crecimiento en este sector por sus buenos resultados y aceptación, algo que ya hemos constatado nosotros desde hace más de dos años.

Dr. Javier Rodríguez Martín

Especialista en Oftalmología
Experto en córnea y cirugía refactiva
Director Médico de Clínica Nivaria

Comentarios

comentarios

Cerrar
×

Carrito